Instalación de gas en Avilés

Servicios

En Ecogas contamos con bastantes años de experiencia en la instalación de gas y calefacción. En nuestra empresa, ubicada en Avilés, estamos especializados en los siguientes servicios:

Instalaciones y revisiones de butano y propano.

De butano y propano, ya sean botellas pequeñas o grandes de 35 k. Realizamos la revisión obligatoria cada cinco años.
Ecogas deposito de propano

Instalaciones de gas natural, certificaciones y tramitaciones para solicitar altas en el suministro.

Instalaciones de gas natural, individuales y comunes, tanto en viviendas unifamiliares como en edificios, pasando por centros públicos e industriales. Facilitamos la certificación para tramitar las altas en el suministro del gas natural y, si lo desea, se lo tramitamos nosotros sin coste.
Ecogas armario contadores de gas natural
Ecogas gas natural en edificios
Ecogas gas natural en edificios 3
Ecogas gas natural en edificios 2

Diseñamos e instalamos sistemas de detección y corte automáticos por fugas de gas.

Diseñamos y montamos sistemas automáticos de detección y corte por fuga de gas, compuestos de sondas, centralita y electroválvula, que detecta, avisa y corta el suministro en caso de fuga, automáticamente.

Estudios y proyectos, asesoramiento del gasto energético.

Cuando nos encargan un proyecto, orientamos sobre los distintos combustibles disponibles, su conveniencia, tanto en eficacia como en precio y rendimiento, para poder acertar con el más adecuado.
Ecogas armario contadores de gas

Análisis de combustión, comprobaciones del tiro y rendimiento de los generadores de calor.

Realizamos análisis de los gases de combustión de los generadores de calor, obteniendo valores como: temperatura, cantidades de monóxido de carbono, tiro del aparato, rendimiento, etc., logrando así un funcionamiento en condiciones óptimas y reduciendo considerablemente el riesgo de accidente.

Sistemas de calefacción y ACS, suelo radiante y radiadores.

Es esencial conseguir una buena climatización en nuestro hogar, ya que en él pasamos hasta la mitad de nuestra vida, y de ello depende en gran parte nuestra salud (problemas respiratorios, asma y alergias, entre otros).

También tenemos que pensar en el gasto que conlleva cada uno de los sistemas, mantenimiento y recibo del combustible, sin olvidar que calentarnos, cuesta. Por todo ello, es fundamental la elección del sistema más adecuado y conveniente, pero si tan importante es el sistema, no lo es menos la persona o empresa que nos lo va a instalar. Ante todo que esté legalmente constituida y autorizada por el Ministerio de Industria de la Comunidad Autónoma donde ejerza su actividad, así tendremos cierta garantía en los trabajos que nos van a realizar, sin olvidar la legalización de nuestra instalación.

No podemos olvidar que para poder efectuar cualquier reclamación, la empresa o autónomo tienen que cumplir con todos los requisitos legales. Si no es así, no tendremos nada que hacer y ya sabemos todos que lo barato a veces sale caro. Teniendo claro la empresa, lo siguiente es que nos orienten sobre los diferentes tipos de calefacción que mejor nos convengan, por prestaciones, precio, gasto de energía, tipo de combustible, etc. En este aspecto sucede lo mismo que en la producción del agua caliente sanitaria, tenemos a nuestro alcance la tecnología de las energías renovables, de las que no nos podemos olvidar por las prestaciones que nos brindan y por su obligatorio cumplimiento según el RITE y el CTE, en obra de nueva construcción.

Sistemas de Calefacción Individual:
Hay muchos, pero entre los más comunes y efectivos están, la tradicional por radiadores de agua caliente a alta temperatura y la del suelo radiante, con tubería de polietileno reticulado o multicapa, y agua a baja temperatura, indistintamente del generador de calor que le pongamos, ya sea de, Gasoil, Gas Natural, Propano, Biomasa (también conocida por Pelets), con o sin apoyo solar, bomba de calor o aerotermia.

En fin, muchas opciones, y sólo podemos elegir una. Cada hogar es distinto por diferentes motivos, Ya sea por el número de ocupantes, a lo que se dediquen, por los horarios, ubicación de la vivienda, disponibilidad de ciertos combustibles, se dan alternativas distintas al tipo de climatización a elegir. Por eso no nos podemos aventurar a hacer una elección general o dar un consejo común a todos por igual. En nuestra empresa por el asesoramiento, estudio y presupuesto de la instalación no se cobra absolutamente nada, por lo que merece la pena que le visitemos y nos comente sus ideas, dudas, proyectos, con el fin de poder ayudar de la mejor forma posible y, entre las dos partes, buscar el sistema más adecuado.

Necesidades para el ACS:
La verdad es que, en muy pocas ocasiones, nos hemos parado a pensar en la gran importancia que tiene hoy en día la producción de ACS en nuestras viviendas. No podemos imaginar nuestra vida diaria sin agua caliente, y en cuanto nos falta, ponemos todos los medios necesarios para solucionarlo lo antes posible.

A pesar de que cada vez gastamos más cantidad y nos cuesta más producirla no ponemos la suficiente atención a la hora de diseñar el sistema idóneo para su producción. Cuando por ejemplo pensamos en construir nuestra vivienda, no debemos de renunciar al bienestar y el confort, pero sí tenemos la obligación moral de que ese gasto sea el menor posible, indistintamente de nuestra posición social o económica.

En los últimos años hemos casi triplicado la cantidad de ACS necesaria en nuestro uso diario. Sólo pensar que antes en las viviendas nos bastaba con un simple calentador de butano con un caudal máximo de 5 l. por minuto, y ahora, salvo en contadas ocasiones, el calentador más pequeño es de 11 y 13 l. por minuto.

Pero si nos vamos a viviendas aisladas el consumo aún es mayor, llegando a los 20 l. por minuto. Esto en cuanto al volumen de agua, pero además, tenemos que añadir el gasto en energía necesaria para calentarla que, lógicamente también ha aumentado considerablemente.

Mediante las campañas divulgativas que nos hacen llegar a través de todos los medios de comunicación, colegios y centros de educación, ya sabemos cómo ahorrar en lo referente a la cantidad de agua, pero también está en manos de la normativa actual, fabricantes, y del instalador, el diseño y la ejecución de unas instalaciones adecuadas a cada uso. Es precisamente aquí donde las energías renovables juegan un papel fundamental y, gracias a esta tecnología, podemos reducir drásticamente las emisiones y gastar menos energía.
Ecogas calefacción por suelo radiante 2
Ecogas calefacción por suelo radiante
Ecogas suelo radiante con calefacción

Energía solar térmica.

¿La energía perfecta? En solo tres horas la superficie de La Tierra recibe suficiente energía en forma de radiación solar como para abastecer la demanda energética del planeta durante un año. España es el cuarto país europeo en el aprovechamiento de la energía solar térmica, por delante de países como Italia, Francia o Gran Bretaña. Con un 6 % del total del mercado europeo, nuestro país ha alcanzado la madurez tecnológica y comercial tras más de 20 años de experiencia.

De manera muy esquemática, un sistema de energía solar térmica funciona de la siguiente manera: se compone de uno o varios paneles solares, que captan los rayos del sol, absorbiendo su energía y transfiriéndola al fluido que los atraviesa, generalmente una mezcla de agua y anticongelante, mediante unos conductos y una bomba. Este fluido es llevado a un acumulador de agua, donde cede su calor y este va aumentando su temperatura gradualmente. Todo el sistema es un circuito cerrado, por lo que en ningún caso se comunica con el agua de consumo, no genera ningún tipo de residuo en esta transformación, ni gasta combustible alguno, salvo la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento de la bomba.

Con nuestras instalaciones de energía solar y gracias a los captadores de alto rendimiento, en conjunto con los demás componentes y un buen proyecto de la instalación térmica, podemos conseguir ahorros en el consumo energético de hasta el 70 % para el agua caliente y del 30 % en la calefacción, disminuyendo así la dependencia de combustibles fósiles, y reduciendo la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

Una instalación solar bien diseñada y correctamente instalada no tiene por qué ocasionar problemas al usuario. De hecho, las labores de mantenimiento que son necesarias realizar, tienen un alcance parecido a las de cualquier otro tipo de sistemas de calefacción o de agua caliente sanitaria de fuentes convencionales. Las aplicaciones más extendidas con esta tecnología son varias:

  • Producción de agua caliente sanitaria.
  • En la calefacción por suelo radiante.
  • Climatización de piscinas.
  • Precalentamiento de agua para procesos industriales. Actualmente podemos afirmar que tenemos la tecnología necesaria para el aprovechamiento de la energía solar térmica y en conjunto es perfecta en todos los sentidos.
  • Es inagotable, gratuita y limpia.
  • Su inversión es amortizable rápidamente.
  • Las labores de mantenimiento son mínimas.
  • En su proceso no se gasta nada.
  • No produce residuo alguno.

En estos años somos testigos del gran aumento de estas instalaciones, por una parte por todo lo aquí expuesto además de una mayor sensibilidad social y política y por otra la continua mejora de los componentes y reducción de costes.

Ecogas exterior de casa con panel solar
Ecogas sistema para energía solar
Ecogas energía solar
Ecogas sistema de energía solar

Aerotermia.

Las bombas de calor pueden ser de aire-aire, que tiene la particularidad de poder invertir su ciclo de funcionamiento, es decir, proporcionar calefacción en invierno y refrigeración en verano.

También pueden ser de aire-agua, muy similar a los sistemas aire-aire, el cual utiliza la energía presente en el aire para proporcionarnos calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria en la vivienda.

La energía térmica se encuentra presente en el aire que nos rodea, incluso a temperaturas bajo cero se puede extraer energía térmica del aire exterior. Es una fuente de energía renovable y disponible en la naturaleza al alcance de todos de forma gratuita.

Dependiendo de las diferentes marcas y modelos, podemos encontrar aparatos con diferentes rendimientos. Solo consume la electricidad necesaria para hacer funcionar el compresor, la electrónica y la bomba de agua ofreciendo hasta 4 kWh de calor por 1kWh de energía consumida. Aquí depende mucho la temperatura y humedad exterior, para ofrecer buenos rendimientos.

Es, sin duda, una alternativa sostenible a otros sistemas de calefacción convencionales.
Ecogas sistema de aerotermia
Ecogas sistema de aerotermia 2

Biomasa.

Es el conjunto de la materia orgánica, de origen vegetal o animal, y los materiales que proceden de su transformación natural o artificial. Los más utilizados comercialmente hablando son: los pellets de diversas procedencias, los huesos de aceituna, las cascaras de nueces y de avellanas, por su alto poder calorífico.

Incluye específicamente los residuos procedentes de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, así como los subproductos de las industrias agroalimentarias y de transformación de la madera.

Están, además, los llamados cultivos energéticos para la producción de biomasa lignocelulósica, orientada a su aplicación mediante combustión o gasificación.

Hoy en día ya está muy extendida la utilización de calderas específicas para la biomasa, aunque su rendimiento y limpieza dependen enormemente del punto geográfico y la ubicación final de la caldera y su almacenamiento.

Al no utilizar combustibles fósiles, es otra opción muy interesante.
Ecogas madera y corcho
Ecogas caldera